estadisticas free
Español 1Vasco 2Catalán 3Gallego Alemán Francés Inglés Noruego Portugués Sueco

Orientación inclusiva  

Decálogo accesible

Con este documento ponemos el foco de atención en una serie de aspectos que los organizadores de carreras de orientación deben tener en cuenta a fin de facilitar la participación de deportistas con diversidad funcional. Nuestro objetivo principal es la participación conjunta de corredores con y sin discapacidad, demostrando que la orientación es un deporte para tod@s.

  1. Acceso. La organización tendrá presente las cuestiones relativas a recorridos (salidas, distancias, desniveles, meta, etc.) y las referidas a la accesibilidad de la zona de competición (aseos, aparcamientos, etc.).
  2. Valorar una nueva categoría denominada “Diversidad Funcional” y establecer subcategorías en función del tipo de apoyo (ej. DFN4: personas que precisan de un asistente tanto para el desplazamiento como para la orientación).
  3. Potenciar las ligas de parques. Es un espacio perfecto para la participación de distintas asociaciones que buscan la integración de personas con discapacidad a través del deporte. Están cerca, tienen un fácil acceso y presentan muy pocas barreras arquitectónicas en comparación con las carreras en plena naturaleza.
  4. Tener en cuenta que pueden necesitar auxiliares. Encontraremos deportistas que podrán realizar el recorrido solos o de forma autónoma, pero también otros que precisan de un acompañante. El inscrito en la carrera debe ser el participante y no el acompañante.
  5. Hacer trazados cortos y con un nivel de dificultad bajo. Un trazado similar al que se hace para H/D 10 o H/D 12. Queremos que disfruten de la actividad, no les suponga una gran dificultad y que no se les haga larga: muchos la harán andando.
  6. Evitar los escalones y los grandes desniveles, Si pensamos que pueda haber algún usuario en silla de ruedas, triciclos o que camine con dificultad, es importante que haya alternativa en la elección de ruta para llegar sin pasar por escaleras, etc. La baliza siempre tiene que ser accesible para el deportista, no para el acompañante. En este caso se recomiendan bases y pinzas con lector de proximidad.
  7. Señalética. Seguir las instrucciones de señalización inclusiva, con la incorporación de pictogramas que faciliten la comprensión del entorno.
  8. Utilizar los circuitos permanentes. Estos circuitos suelen ser en entornos urbanos o parques. Es una oportunidad para crear trazados y recorridos accesibles. Se denominan circuitos adaptados. Es importante dar difusión a las diferentes asociaciones.
  9. Posibilitar charlas a grupos reducidos. En esas charlas plantear los diferentes niveles de apoyo que pueden necesitar los deportistas y tener presente las diferencias de nivel en el conocimiento del deporte (iniciación-experto).
  10. Orientación en el bosque. Tened en cuenta todo lo anterior. Si el deportista va en silla de ruedas, el terreno tiene que estar compactado y no podría circular por senderos estrechos. En el caso de que los deportistas caminen, podemos hacer una categoría teniendo en cuenta los puntos anteriores y trazando con distancia corta entre balizas. Para que los orientadores con diversidad funcional acudan al campo, antes habría que motivar su participación en los circuitos de parques y zonas más cercanas a su lugar de residencia.
   
© Federación Española de Orientación 2021 | Aviso Legal | Política de privacidad | Política de cookies | Condiciones de uso | Mapa web | Contacto
Síguenos en Facebook
Síguenos en Instagram
Twitter FEDO
YouTube FEDO
Suscripción Noticias FEDO

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Estoy de acuerdo aceptando su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies incluida en nuestro Aviso Legal. Ver Aviso Legal